Los tres próximos libros que voy a leer

Andrea Canobbio me produce un efecto extraño. La fotografía del libro es un poco más grande que ésta y siento que me habla. Alrededor de los labios le cuelga un poco la piel de la cara, es el tipo de rostro que me cuesta dejar de mirar.

Delgado, lánguido, atractivo, a falta de datos de una biografía que no encontré (salvo que nació en Turín en 1962 y que ya escribió otros libros) me gusta imaginarlo caminando rápido hacia un curso o reunión, un cabo de la bufanda negra le cuelga como al descuido sobre la chaqueta del traje, esa clase de trajes que utilizan los profesores por ejemplo, chaqueta y pantalón de distinta textura, algo arrugado aquí y allá, como ayudando a componer una personalidad compleja dentro de un cuerpo distraído; el flequillo alzado por un viento suave. Jugando al ajedrez con un amigo, concentrado. Comiendo en un restaurante, charla sobre masones que termina en un pulso sobre “el ritmo”. Labios finos, (¿besos duros?), mirada incierta e inteligente. Veamos el primer párrafo de su “El natural desorden de las cosas” (un poco de viento sobre el título de Antunes)

“La primera vez fue por la voz, aquel ritmo vacilante e imperfecto me hipnotizaba. De no ser por la voz no le habría prestado atención. Usaba las fórmulas preferidas de los clientes: había oído hablar mucho de mí, había visto y visitado, estaba interesada, más aún, entusiasmada. Por teléfono siempre están entusiasmados. Luego percibo su desconcierto cuando me encuentro con ellos. Creo que piensan que han perdido el tiempo, puede que se pregunten por qué mis jardines no se parecen a mí, dónde se ocultan la inteligencia y la elegancia.” Ah.. las voces.

Diego Ameixeiras, y su “Tres segundos de memoria” (novela que ganó el Premio Xerais en 2006) será el siguiente. Es una persona que me inspira respeto. Una vez a la semana escucho su pausada forma de exponer una dosis de teoría literaria, el entusiasmo con que acoge esos flashes que asoman por los relatos, pequeños retazos brillantes de una historia que parecen un cartel a cámara, un fíjate qué delicia entre el resto de las imágenes que componen el relato. También su fotografía tiene un algo de desafiante y acogedor. El capítulo 1 se titula “Política de gastos “ y termina el primer párrafo con esta frase: Síntome excepcionalmente feliz e non importa que o sol brille no horizonte ou as nubes convoquen chuvia, porque unha procesión vitoriosa vai por dentro (Me siento excepcionalmente feliz y no importa que el sol brille en el horizonte o las nubes convoquen lluvia, porque una procesión victoriosa va por dentro) Adoro la luz interior de estos momentos, verdaderos impulsores del resto.

El tercero será “Corre Conejo”, de John Updike. Lectura compartida el próximo mes. Había otras fotografías pero ésta me pareció especialmente simpática. Cara de pillo, qué decir de un desconocido con ese aspecto. El fondo de la fotografía es un paisaje de interior que me fascina, las bibliotecas de las casas. Historias atrapadas, o más suavemente dicho, contenidasen estanterías que se llenan de polvo, de adornos, papeles que traemos en el bolsillo y que los desordenados terminamos apoyando en la balda, así como monedas, tickets especiales que hay que guardar, alguna foto de canto esperando el momento de ir a parar a un álbum, el móvil, algún medicamento, o una réplica de una Harley Davidson, mi moto favorita.

De este libro he leído las tres primeras páginas (sólo un vistazo, chicos) y me traería esta idea. Conejo juega con unos muchachos al baloncesto, un juego improvisado, ellos no le conocen y simplemente le permiten jugar con ellos, algo a regañadientes. Él siente deseos de decirles que hacerse mayor no tiene nada de especial, que no cuesta nada. Yo añadiría la permanente lucha por situarse en algún mundo que terminan librando los adultos. Tan pronto se traslada uno a la niñez como siente sobre sí todo el peso del tiempo, la inexorabilidad del presente, la incertidumbre del futuro. A John Updike tendría que sonreirle en esta foto hasta el propio espejo. Tercer ejemplo de este post de presencia interesante y mirada inteligente.

Anuncios

Acerca de Angèline

"Colocamos una palabra allí donde comienza nuestra ignorancia, donde ya no vemos más allá; por ejemplo, la palabra "yo", la palabra "hacer", la palabra "sufrir": son quizás el horizonte de nuestro conocimiento, pero no "verdades" (John Banville "Imposturas")
Esta entrada fue publicada en Viajes por las novelas. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Los tres próximos libros que voy a leer

  1. francisco dijo:

    Está nevando en media España y recuerdo a Licaón, sus aullidos. Fue el primer desconocido que entró en mi blog para hacer un comentario. Dejé pasar un tiempo sin contestar. Al poco, finalmente, entré en su página y estaba una nota tuya dando noticia de su muerte. Mi recuerdo ahora, con el tuyo permanente. Un beso.

  2. Angéline dijo:

    Sí, hace poco más de un año ya de su muerte. Siempre estará a mi lado en la blog, en mi recuerdo y entre mis letras. Aunque sea <>In memoriam<>. Un beso.

  3. Antona dijo:

    De 3 en 3,no se de donde sacas el tiempo.Que pases una buena semanasalu2

  4. Angéline dijo:

    Te ves impresionante, Antona. ¡Qué bueno! Que pases una semana genial, también. <>Tiempo..<> En fin. Del sueño, sin duda.

  5. Qué simpático parece nuestro John! Tengo más ganas de leerlo desde que he visto la foto. Picaruelo, si, si.

  6. Angéline dijo:

    ¿A que sí? Y coqueto, mostrando el lado bueno de la cara (porque hay un malo siempre). También me sugiere un abuelo gamberrete, el típico que tienta a los niños, el que les alborota y llena de fantasías. Qué delicia esos abuelos, yo nunca conocí a los míos. Un beso.

Comenta si te apetece

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s