El origen del problema

Lo decía Alan Alda en la película, “Las cuatro estaciones”, el mejor recuerdo que guardo de la lejana época de la pandilla de parejas casadas. Hay que llegar al origen del problema. Su papel en la película es fantástico, y quizá sea él a quien mejor recuerde de los seis protagonistas, siete al final. Tres parejas de amigos se van de vacaciones en distintos años, distintas estaciones y pasan por los típicos problemas de convivencia (qué cierto es eso de que no conoces a alguien hasta que viajas con él..) Las cosas cambian a partir del momento en que uno de ellos se divorcia de su mujer, amiga del resto desde hace años, y en las siguientes vacaciones aparece con otra pareja, bastante más joven, simpática.. (sí, venga, aceptadlo, era eso y más) alegre, bonita, dispuesta..

(Solo encontré esta escena en inglés, pero es bastante gráfica)

A esta panda de cuasi-cincuentones de pronto les supera esa alegría, que su amigo se haya recuperado y con tanta contundencia. Que su vida sea feliz, gracias a este nuevo amor. Que su actividad sexual sea mucho más vital que la de ellos, que tenga tanta energía, que.. Intentan hacerle el vacío a la chica, sacarle defectos, pero no los tiene. Hay que aceptarlo, ella es buena, solícita y paciente con todos, agradable y muy guapa. Cuesta llegar a esa idea, el pasado es a veces como una boca hambrienta, tragándose cualquier resquicio de cambio, obligando a comparar las nuevas oportunidades con las anteriores. Y entre todo este trajín de viajes, maletas, barcos y hoteles, Jack (Alan Alda) intenta solucionar las diferencias que surgen entre todos buscando el origen del problema, algo de lo que los demás escapan, en la medida de lo posible.

He escuchado muchas veces esa frase y siempre me acuerdo de él. En aquella pandilla de parejas casadas, quien la pronunciaba era yo. Entre las terapias colectivas que hacíamos para ayudarnos con algún problema matrimonial grave, las salidas de fin de semana, siempre que se generaba un conflicto entre varios del grupo. Allá estaba mi interés por llegar al fondo, y me pasaba lo mismo que a Jack, la gente teme esos tanteos. Algunos preferían hablar de deportes o cine en lugar de encarar un problema y eso lo convertía en algo mucho más interesante todavía para mí. Bien. Este preámbulo es para presentar un corto que encontré hace unos días por casualidad en internet, buscando algo de Nancho Novo. Fue providencial, tanto Luis Tosar como él me producen una ternura inmensa y verlos juntos fue todo un festín que disfruté ampliamente.

Debí despistarme la primera vez que ví la parte I de “El origen del problema” (de nuevo vino Jack a mi memoria), porque hasta la segunda no me enteré de que el director es Albert Ponte. Eso sí es casualidad. Lo recuerdo perfectamente, aunque nunca lo llamé así. Le conocí por un mote que no viene al caso, él a mí me llamaba Deborah. He recorrido la red buscando su trayectoria y me ha alegrado ver la cantidad de trabajos realizados y el reconocimiento conseguido. Confieso mi ignorancia y desconocimiento de este mundo, pero qué alegría ver todo lo que ha hecho. Lo recuerdo sonriendo, inventando sobre la marcha alguna historia descabellada, cantándome Doctor Livingston supongo en el santuario de Santa Gema, al lado de Alcampo, en Coruña. Recuerdo también el efecto que producía en la gente, su facilidad para enredar. Desde estas líneas le envío un beso en la distancia, hace muchos años que no lo veo, pero desde ahora lo asociaré sin duda también con el origen del problema. Un corto, por cierto, al que le han dado al menos veinticuatro premios.

Anuncios

Acerca de Angèline

"Colocamos una palabra allí donde comienza nuestra ignorancia, donde ya no vemos más allá; por ejemplo, la palabra "yo", la palabra "hacer", la palabra "sufrir": son quizás el horizonte de nuestro conocimiento, pero no "verdades" (John Banville "Imposturas")
Esta entrada fue publicada en © Comentarios sobre cine. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El origen del problema

  1. jaja! muy bueno! Un beso hadiña.

  2. Angéline dijo:

    ¿A que sí?Otro besazo para ti.

Comenta si te apetece

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s