Lectura compartida: "El pájaro espectador", de Wallace Stegner

“En una mañana de febrero en la que un frente frío avanza desde el Pacífico, aunque todavía no ha llegado del todo, los vientos son variables y racheados, las nubes parecen aplastarnos y un chaparrón de lluvia fina oscurece de cuando en cuando las losetas de la terraza, este lugar no se ajusta a ninguno de los clichés sobre California con los que anuncian las Ciudades del Sol para el Crepúsculo de sus Días.”

Wallace Stegner

Así comienza “El pájaro espectador” de Wallace Stegner, esa es su primera frase, algo por lo que siento debilidad y siempre curioseo antes de leer una novela. Después voy a la página editorial y rebusco por allí el título original, la primera edición, quién lo publica aquí en España si se trata de una novela de un autor extranjero y cualquier dato extra que allí se cuente. En este caso la editorial es “Libros del Asteroide” y hay un pequeño párrafo que dice “Este libro ha sido impreso con un papel ahuesado, neutro y satinado de ochenta gramos y ha sido compaginado con la tipografía Sabon en cuerpo 11”. Curioso. Lo primero que hago es ir a una de las estanterías de mi habitación y coger el primer libro de Anagrama que me viene a la mano. Se trata de “Mar gruesa”, de Martin Amis y el señor Amis, me observa con la mirada aviesa de su fotografía, como si estuviese molesto por mi búsqueda. Tranquilo, Martin, es sólo curiosidad. Esta editorial es más parca, apenas hay más datos que los precisos. Lo segundo que hago es buscar otro libro de Wallace Stegner, que publica también Libros del Asteroide, “En lugar seguro”, lo encuentro en la otra estantería. No habrá muchas comparaciones entre los dos cuando entremos en el meollo de la cuestión, pero sí algunas. De nuevo el mismo párrafo, mismo tipo de papel, pero la tipografía Sabon era entonces en cuerpo 10.5. Bien.. “El pájaro espectador” no tiene por qué ser como el anterior, parte con una ventaja de medio punto en la letra. Es como un rasgo propio de nacimiento, como si los talones le midieran un poco más, elevándolo de una forma particular. Me alegra que la editorial del Asteroide no imprima libros como churros, todos compaginados de la misma forma.

Después de la página editorial me gusta coger la novela al peso, revolverle un poco las páginas, marearlas, despeinarlas un poco, ver a golpe de pájaro el tamaño de los párrafos, escudriñar la cara del autor, todo lo que de él diga la solapa interior (y lo que encuentre después en internet, me gusta seguirle un poco, saber qué ha escrito y situar lo que voy a leer en el conjunto de su obra) y terminar con el índice, saber exactamente de qué partes se compone. Esta novela tiene cinco capítulos, los diálogos están presentes en la mayoría de las hojas, también utiliza la cursiva, me ha saltado al ojo (me encanta este recurso, es lo más parecido a escuchar la voz del autor que puede haber) y haciendo el juego tonto de abrir al azar por las primeras hojas con los ojos cerrados y poner un dedo en una línea a ver qué dice, ha salido ésto: “Una vida tranquila, cuidando de un marido inútil, en el lugar seguro con que cuenta”. Ajá.. ahí va un guiño. Que la primera novela de Stegner que he leído se llame así, En lugar seguro. Era fabulosa, un lugar cálido y mullido, un repaso a la trayectoria por la vida de dos parejas de amigos, su amistad, logros, lo que significaron unos para los otros.

Wallace Stegner

Un poco más que la primera frase, veamos las siguientes hasta completar el párrafo “Ni cielos monótonos, ni mañanas frías y nubladas, ni tardes plácidas que se funden con anocheceres frescos. Éste es el tiempo de los mares del Norte. El cielo hierve de nubes, el sol relumbra de vez en cuando como el ojo que abre un paciente drogado y el breve rayo de inteligencia que proyecta ilumina los montes y convierte una urbanización lejana en una vista de Toledo”. Ésta será la lectura compartida que haremos Princesa de Hojalata y yo, a partir de mañana. Por descontado que si alguien se anima a leerla con nosotras, sería bienvenido, aunque creo que de nuevo hemos elegido una novela con poco que debatir. Quizás viajar por la vida de Joe Allston sea suficiente recompensa, lo veremos con calma, escucharemos (como dice en la contraportada) las reflexiones sobre aspectos trascendentales de su vida y contaremos al final, qué sensación nos ha quedado después de ese viaje.

Anuncios

Acerca de Angèline

"Colocamos una palabra allí donde comienza nuestra ignorancia, donde ya no vemos más allá; por ejemplo, la palabra "yo", la palabra "hacer", la palabra "sufrir": son quizás el horizonte de nuestro conocimiento, pero no "verdades" (John Banville "Imposturas")
Esta entrada fue publicada en Lecturas compartidas. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Lectura compartida: "El pájaro espectador", de Wallace Stegner

  1. Fructus dijo:

    Corro a mi estantería y rescato a Robertson Davies y a Chaves Nogales. Me has dejado una zozobra con el cuerpo de la letra, y he de irme a la cama reposado y sin pruritos que le den tósigo al sueño. Y ahí está en ambos el ahuesado neutro y satinado de ochenta gramos, y el Sabon de cuerpo 10,5.
    La edición de Davies, por otra parte, ha gozado de una ayuda del Canadian council for the Arts. Vamos, que a Luis Solano no le sobra el dinero, y saberse esos grifos forma parte del tajo.
    Libros del Asteroide siempre me llama al ojo en la mesa de novedades. Como dices, parca en libros, bien cuidados y con sorpresas de agradecer. Un poco como Reino de Redonda.
    Espero ávido vuestros comentarios, como siempre.

  2. Angéline dijo:

    Te veo corriendo a la estantería y me muero de la risa, Fructus. Mira que somos maniáticos para algunas cosas pero sí, a mí me llama la atención este tipo de detalles y otros que se esconden en los textos que ahora no vienen al caso. Comentaremos, sí. El autor es bueno y lo conocemos de antes, nos meció con una historia que te llena de paz, ahora este nuevo personaje se enfrenta a la vejez, que no es un enemigo fácil, porque ocurre a menudo que se deteriora antes el cuerpo que el cerebro y para colmo, la memoria está ahí para hacer toda clase de comparaciones. Escucharemos a Joe, ya empecé con él y tiene su aquel. Un beso, Fructus.

  3. madison dijo:

    Buenas noches Angeline, seguiré atenta vuestros comentarios, éste es el último libro que he leido de Wallace.
    Un placer de lectura, ceo que es un tipo de libro que se presta de maravilla para debatir.
    Os leo
    Por cierto gran editorial esta ¿verdad?

  4. Angéline dijo:

    Hola Madison, cuánto tiempo sin charlar contigo. La verdad es que Joe y su mujer son entrañables y seguirles es muy fácil pero he leído las cien primeras páginas y o mucho cambia la cosa o debate, debate.. no sé. Sí hay párrafos que comentar y observaciones de Joe que voy apuntando pero hasta el momento no veo puntos que puedan enfrentarnos en opiniones distintas, que es cuando más saboreamos las lecturas compartidas. Claro que el debate puede surgir de las cuestiones trascendentales que repasa Joe, de sus propias conjeturas, más que de la trama del libro. En todo caso, será genial que nos des tu opinión, Madison, y muchas gracias por venir a la nieve. Un abrazo.

  5. página 34, hoy por fín he conseguido el libro 🙂 ya estoy en el universo Stegner de nuevo, un lugar seguro.

  6. Angéline dijo:

    Sí que lo es, me preguntaba cuánto tardaría en decir que Joe y Ruth me recuerdan a Sally y Larry Morgan en su etapa madura. La voz de Stegner.. hay entre lo que narra sensaciones muy familiares, noto que empatizo rápido con Joe, incluso compartimos un síndrome, qué curioso. Por la 103, trece apuntes para después, tres palabras a destacar. Y siguiendo..

Comenta si te apetece

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s