Breve nota sobre "La flecha del tiempo", de Martin Amis

En mis peores pesadillas me veo siempre fuera de mí misma, observando cómo me suceden todas esas penurias que terminan en un llanto roto imposible. La angustia viene más de lo que no puedo impedir que suceda, que de lo que me ocurre en sí y esa posición de voyeur me aterroriza realmente. Es lo más parecido a ser un lector, somos testigos impasibles de todo cuanto se narra en el libro y nos sobrecogemos con esas escenas crudas que tampoco podemos evitar. El comentario de hoy no va sobre terror sino de ese voyeurismo, intrigado en este caso, ya que el maestro que realiza la faena no es otro que Martin Amis y no sé a dónde me lleva.

Sabía que el libro estaba escrito al revés y por ello el lector podría suponer que primero hay un asesinato, por ejemplo, y después se desata el nudo que lo explica. Pues no. El señor Amis escribe mentalmente de derecha a izquierda o la realidad en este caso es un rebobinado absurdocómico (perdón por el palabro). La Realidad, con su R mirando implacable hacia adelante, no es más que arcilla en los dedos de Martin Amis y así la proyecta hacia atrás, ahí va un ejemplo:

“Estoy en la verdulería, en la oficina de correos, diciendo “¡Hola!”, y “¡Hasta luego!”y “¡Bien, bien…!”. Pero no es así del todo. Más bien suena como:
– Neib. Neib –dice la dependienta de la farmacia.
– Neib – me sumo a sus monosílabos- ¿Lat éuq?
– Mm-mm. Ísa, ísa – dice la dependienta mientras desenvuelve mi loción para el cabello. Mientras me voy caminando de espaldas, me llevo la mano al sombrero. Hablo sin volición, igual que hago todo lo demás. A decir verdad, me costó bastante darme cuenta de que el lamentable gorjeo que oía a mi alrededor era, en realidad, el lenguaje humano..”

Ya no estoy en una pesadilla sino en un mundo espejado y confío en Martin Amis, al menos todo esto tendrá un sentido. Más adelante explica el proceso de una comida, desde sacar un plato sucio del lavavajillas y echar un poco de restos orgánicos de la basura a escupir en el plato la comida que luego enfría, reúne y envasa para llevar al supermercado, donde le pagan el producto que más tarde deja en el estante adecuado. Curioso. Si no me sintiese en un ambiente familiar, o el recorrido no tuviese ese perfume tan característico en Amis, no sé si realmente terminaría las páginas que me quedan. A él le doy ese voto de confianza. Es lo menos que puedo hacer por un referente, confiar.

Anuncios

Acerca de Angèline

"Colocamos una palabra allí donde comienza nuestra ignorancia, donde ya no vemos más allá; por ejemplo, la palabra "yo", la palabra "hacer", la palabra "sufrir": son quizás el horizonte de nuestro conocimiento, pero no "verdades" (John Banville "Imposturas")
Esta entrada fue publicada en Leído en 2011, Viajes por las novelas. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Breve nota sobre "La flecha del tiempo", de Martin Amis

  1. Houellebecq dijo:

    Admito que me ha preocupado levemente ese estilo y la perspectiva de leer un libro que experimenta tanto y con tan pocas concesiones. Me gusta que no me lo pongan fácil. Lo que no me gusta es que me lo pongan imposible. Aunque de algún modo Matin Amis es un escritor en el que confío desde hace mucho tiempo. Y los párrafos que incluyes siguen oliendo a su escritura. Sólo esta eso, la duda de si eso se puede llevar bien durante tantas páginas. Saludos certificados y por correo urgente hasta tu reino nevado.

  2. Anonymous dijo:

    ~Aqui el Verano~

    Galante, entre flores, el Sol se mece bajo sombras de nubes en forma de algodon con lento, lento, lento movimiento su modico tiempo… y pasan las horas de esta “inalterable tarde que acaricia tu blanca piel para aparecer un “color vivo al final del dia… y mientras tanto a cada “cuarto en las mesas con “sombrillas conversan sus cuantiosas gentes con amigos de siempre refrescando sus gargantas con cerveza tras cerveza de la calor que la atmosfera respalda y al son de la musica como “fondo que va cautivando “los coloquios de risas mas que lagrimas o enojos y definitivamente lo que menos ves son peleas entre adultos, quiza alguno ha bebido mas de la cuenta y se soluciona llamando al “taxi. Entre “medias, quienes laboran prefieren una rapida comida en vez de estar en la oficina al ingenuo McDonalds, u competidor Burguer King u quizas Pizza Pizza… mejor un griego soulaki, carnes, pescaado, ensaladas o el imprescindible desayuno de siempre… mas satisfactorio tratar los empleados que ganan un cuantitativo sueldo al diagnosticado almuerzo de la esposa …

  3. Angéline dijo:

    Pues es un libro bien raro, Houellebecq, pero siento una atracción tan fuerte hacia la escritura de Martin Amis que estoy en primera fila bien pendiente, incluso de lo que sólo esboza y no explica. Porque a veces también hay que contar con lo que sugiere, más que con lo que presenta. Lo acabaré esta tarde y entonces sabré si lo recomiendo y a quién. Saludos mañaneros, eligiendo ya el siguiente. Será la “Ampliación del campo de batalla” de tu tocayo.

  4. Angéline dijo:

    Vaya, un regalo, gracias Anónimo. Recuerdo tu voz perfectamente. Correspondo con otro párrafo. Es de “Carpe Diem”, de Saul Bellow, un libro que está en la lista de los que leeré este verano. Comienza así: “A la hora de ocultar sus problemas, Tommy Wilhelm era tan capaz como cualquiera. Al menos eso pensaba, y le sobraban argumentos para demostrarlo. En tiempos había sido buen actor – bueno, figurante, más bien- y sabía lo que era hacer comedia. Además, iba fumando un puro, y cuando uno fuma puros y lleva sombrero, juega con ventaja: es más difícil adivinar lo que siente. Bajó desde el piso veintitrés hasta el vestíbulo para recoger el correo antes de desayunar, y creía – esperaba – ofrecer un aspecto medianamente presentable: como si le fuera muy bien”. Un saludo.

Comenta si te apetece

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s