A mí, a ti, a nosotros.

“Los más oscuros estremecimientos a mí
entre las extremidades de la noche
los abandonos que crepitan
cuanto vino a mí acompañado
por los espejismos del deseo
lo enteramente terso en la penumbra
las crecidas menores ya con luna
aunque el ensueño ulule entre mandíbulas transitorias
las teclas que nos tocan hasta el hueso del grito
los caminos perdidos que se encuentran
bajo el follaje del llanto de la tierra
la esperanza que espera los trámites del trance
por mucho que se apoye en las coyunturas de lo fortuito
a mí a mí la plena íntegra bella a mí hórrida vida”
(“A mí”. Oliverio Girondo)

Querido Oliverio Girondo:

De alguna forma sabías que ellos, tú, yo, podríamos serpentear entre tus versos reconociendo nuestras propias huellas. Lo enteramente terso en la penumbra es el premio, el triunfo que se abre camino sobre los espejismos del deseo. Ah.. el deseo, prendido, indomable, fatal, irremisible. Conjugado en la lengua instintiva de la piel, se aturde, se pliega, se contiene, rebosa, cabalga desbocado a un ritmo delirante, descarga, inunda, colma. Pero no siempre es cielo lo que alcanza, ah.. la conciencia, pulsando las teclas que nos tocan hasta el hueso del grito. Un sonido agudo y lacerante que lo inunda todo como una noche oscura, desolada y profunda. Y la verdad se alza, una alma errante sobre los caminos perdidos que se encuentran bajo el follaje del llanto de la tierra. Silencio, mortales, no hay grandeza que iguale ese llanto interno, sentir que no estamos completos. Que todavía necesitamos más, más.. oh, sí.. Y a lo lejos brilla la esperanza que espera los trámites del trance, porque sabe que tras esa oscuridad espesa y asfixiante está la recompensa, placer en el dolor, la cálida explosión de todos los mares, el mapa de los impulsos, latidos que se calman, los abandonos que crepitan, paz..

Anuncios

Acerca de Angèline

"Colocamos una palabra allí donde comienza nuestra ignorancia, donde ya no vemos más allá; por ejemplo, la palabra "yo", la palabra "hacer", la palabra "sufrir": son quizás el horizonte de nuestro conocimiento, pero no "verdades" (John Banville "Imposturas")
Esta entrada fue publicada en A vueltas con Oliverio Girondo. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a A mí, a ti, a nosotros.

  1. Houellebecq dijo:

    Pues el poema ya está tan comentado y sugerido por tí que quedo condenado a verlo por tus letras y no de otra forma. Lo has desgranado casi tanto como aquel admirador ciego de “Pálido fuego” a su poeta preferido(sí, aquel libro que no te gustó demasiado de Nabokov). Porque el poema todavía más que el cuento te da una guía para que tu montes tu propia historia y esta vuele sola. Feliz Martes y me quedo escuchando a la ya lejana y desgarrada Joplin.

  2. Angéline dijo:

    Espero que esa condena no te impida apreciar al poema en sí mismo, mi comentario no pretende ni podría hacerle sombra, es sólo un juego de espejos fantaseando con las imágenes que recrea Oliverio. Una pequeña complicidad con él que siento de forma instantánea cuando lo leo. Cierto, no me gustó nada “Pálido fuego” (qué bueno que te acuerdes) pero me gustó muchísimo “La verdadera vida de Sebastian Knight”, y no tengo ninguna duda de que Nabokov fue un gran Maestro. En cuanto a (mi) Janis.., adoro esta canción, podría elegirla para mil y un momentos, tristes algunos pero otros muy vitales, interesantes y reveladores. Feliz semana, Houellebecq.

  3. blog marlei dijo:

    “Sentarse y contar los dedos, sentir que estás acabado, que todo en lo que te apoyas es como gotas de lluvia..”, mi pequeña niña (triste)…azul (my little girl blue)….bueno más o menos…y lo canta así como sólo Janis Joplin puede cantarlo…

    Pero SI que hay razones para seguir adelante y son muchas; blogs como este son una de ellas.

    Como gotas de lluvia, pero razones al fin y al cabo.

    Gracias Angeline. 🙂

    Muy grande. ¡Enorme¡.

    Happy week¡

  4. Angéline dijo:

    La verdad, y no es un tópico, teniendo salud siempre hay razones para seguir adelante. Y digo teniendo salud porque he visto de cerca lo que es no tenerla y no sirves para nada cuando el cuadro de mandos se apaga o los marcadores se vuelven locos. Pero una vez que vuelves en ti y controlas, por supuesto que vale la pena avanzar, la alternativa es espantosa. Gracias por lo de la blog y sí, sólo Janis podría cantar esta canción emocionándome tanto. Es maravillosa y nunca me cansaré de escucharla. Felices días, Marlei, por muchos conceptos.

  5. blog marlei dijo:

    Gracias Angeline, gracias…por muchos conceptos??? Y yo que pretendo resultar anónimo¡¡¡

    Anyway, gracias¡ 😉

  6. Angéline dijo:

    ¿Anónimo? Con lo que cuesta llegar a ser uno mismo, bueno, bueno.. De nada, Marlei. Lo dicho, felicidad para el camino, que nunca sobra.

  7. Alex dijo:

    Gracias por esa preciosa canción de Janis Joplin

Comenta si te apetece

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s