PREPARANDO LA NAVIDAD. DÍA 1. LOS ADORNOS A SUS PUESTOS.

La Navidad empieza a despertar en casa. Los adornos de las puertas bostezan, perezosos, cuando han salido del cajón donde hibernan el resto del año. Las bolas de cristal, Rudolf el reno que anuncia al saxofón que Santa Claus está llegando al pueblo, la pizarra de las postales, el oso navideño, el pasillo se engalana como cada año. En mi dormitorio-estudio de trabajo literario-cuarto de teletrabajo-taller de manualidades-, también guiña sus casi cien ojos luminosos el árbol de Navidad. En él cuelgo desde hace décadas varios adornos que están como el primer día, junto a otros que se han ido incorporando con el tiempo. La Navidad ha aprendido entre estas paredes a ser lo que es, sin olvidar nunca lo que fue, nuestros orígenes nos marcan y ayudan a mirar hacia el futuro con una visión basada en lo aprendido. En mi caso no pudo haber más belleza en mi infancia, ella es el motor de las navidades presentes y futuras, pero con los años he podido acoplarla al ahora, fundirla con el ya. En esta, ya que no puedo viajar al pueblo de las hadas, todo mi mundo será mi casa en la bella Coruña, las reuniones familiares telefónicas, las videoconferencias con los cercanos. Algunos días señalados habrá ausencias a la mesa, hay quien trabaja a turnos en esta familia y no estará por Navidad ni Año Nuevo. Por eso cogeremos la liana de la fantasía y saltaremos en presente de un momento bueno a otro, cada día todos los posibles. Habrá tiempo para decorar, para escribir cuentos, leer novelas, ver películas navideñas, cada uno en lo suyo y un poco en lo de todos. Atesorar recuerdos y reafirmarnos juntos en lo privilegiados que somos teniéndonos unos a otros, trabajo, salud, un hogar que nos abraza cada día y en Navidad mece nuestros más recónditos sueños, en familia, los que somos, un año más. 

Autor: Angèline

"Colocamos una palabra allí donde comienza nuestra ignorancia, donde ya no vemos más allá; por ejemplo, la palabra "yo", la palabra "hacer", la palabra "sufrir": son quizás el horizonte de nuestro conocimiento, pero no "verdades" (John Banville "Imposturas")

Comenta si te apetece

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s