AL MAL TIEMPO, MEJOR CARA

Ha sido mi última lectura, una novela de Barbara Constantine. Sigo a veces los libros del club de lectura virtual de mi ciudad y este parecía un libro optimista, para dejar un poco fuera de él la parte oscura de la vida. La trama podría estar diseñada para ello, para descansar sin más de otros conflictos, pero me atrajo, además, porque la idea central la he acariciado yo desde joven: retirarme a una casa en el campo con la “familia” accidental de la que me rodee entonces. Un grupo de gente de diferentes edades que encaje de alguna manera formando un grupo, con su espacio personal bien definido y la distancia mínima para que cada uno conserve su independencia. Una especie de “todos para todos pero cada uno en su trinchera”. Me recordó de pasada a la película francesa “¿Y si vivimos todos juntos?” de 2011, donde varios amigos de siempre comparten infortunios cuando están jubilados. La película es más realista que la novela de Constantine, pero la amistad y entrega entre los convivientes van parejos. Cierto es que la convivencia, como la confianza, a veces da asco, pero cuánto mejor sería el día a día pasados los setenta, rodeados de gente positiva, cercana a uno, que en lugar de esperar a la muerte jugase con la ventaja de estar vivo como respuesta instintiva. La novela es lo que es, un lenguaje sencillo, los tiempos verbales no se ajustan a la narración muchas veces, no sé si por la traducción o es la forma de escribir de la autora. Algunos personajes apenas están esbozados y el final se ve forzado, como de relleno, para afianzar esa idea principal de solidaridad de grupo. En conjunto es, en mi opinión, una historia suave, positiva, tierna en ocasiones y poco más. Con algunas figuras carismáticas como Guy o Ferdinand, buenas personas, la clase de gente que te gustaría seguir tratando tras la última hoja.

Autor: Angèline

"Colocamos una palabra allí donde comienza nuestra ignorancia, donde ya no vemos más allá; por ejemplo, la palabra "yo", la palabra "hacer", la palabra "sufrir": son quizás el horizonte de nuestro conocimiento, pero no "verdades" (John Banville "Imposturas")

Comenta si te apetece

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s